The Beautiful People - Los Seguidores

miércoles, 12 de septiembre de 2012

BOB DYLAN - TEMPEST





Ya que me propuse comentar toda la discografía de Dylan y que solo me deje algún que otro trabajo por el camino. Ahora, como no! le toca el turno a su nuevo trabajo: “Tempest”. 
Lo primero que se me viene y me vino a la cabeza es que  tiene una portada horrenda, tan fea como la de “Shot of Love”, “Empire burlesque” y/o“God as Been to You”. Una portada digna de algún grupo de  aquella  época de la historia musical, llamada New Wave,  con esa pisca de reminiscencias góticas!
Pero así es nuestro Dylan, tras marcarse un par de discos con soberbias cubiertas, nos ofrece un envoltorio de lo más dudoso, aunque sea una fotografía  de una estatua ubicada en la base de la fuente de Pallas-Athene en Viena y que seguramente más de un erudito intente ver en ello mas de un mensaje. Me parece fea de narices!

Este trabajo es el álbum número treinta y cinco de Dylan! O el quinto desde su resurgimiento  con  “Time Out of Mind” y sin bajar la calidad desde entonces. Manda narices, que podamos disfrutar del disco y hasta permitirnos hacer una critica sobre su trabajo, cuando aun no ha salido oficialmente su disco!
El viejo trovador, sigue  recorriendo pueblos, tabernas y estadios a lo largo y ancho del mundo. Un mundo que parece hacerse pequeño para el bueno de Bob, igual toca entre grupos heavys como indies, se presenta delante del papa o de Obama! A Dylan le da igual ocho que ochenta !
Dylan ya nunca volverá a sorprender con algo nuevo, por lo menos es lo que yo opino y tambien lo que espero!  Que se deje de experimentaciones raras,como otros.
 Lo que si sorprende es que aun tenga esa facilidad para no bajar el nivel de calidad de sus trabajos y ese arte tan único para sonar su música antigua, clásica, y al mismo tiempo actual y fresca!




Parece haberle cogido gusto a co escribir junto a  Robert Hunter y a guardar sus fieles mosqueteros: Tony Garnier (bajo), George G. Receli (batería), Donnie Herron (guitarra steel) y Charlie Sexton y Stu Kimball (guitarras) y el añadido del Lobo; David Hidalgo. Este ultimo contratado para acrecentar el toque fronterizo que tanto le gusta a Dylan últimamente! Se ocupa de la guitarra, el tres, un instrumento cubano, acordeón y violín. A Bob hace tiempo que le gusta ese regusto a country, con “The Love That Faded” que incluyó en el The Lost Notebooks of Hank Williams, podíamos presagiar que esta era la onda en la que andaba  sumergido



Dylan sigue siendo un misterio, y por muchos quieran descubrir lo que hay en esa sesera de judío, nunca lo sabrán .Creo que el mismo no lo sabe! Es como el echo de querer enseñar siempre el Oscar, cuando tiene en su poder otros premios y galardones de mucho mas prestigio.
Ya de por si me sorprende con el tema que da nombre al disco, que cuenta en catorce minutos el hundimiento del "Titanic" y con referencias a la película de James Cameron y a Leonardo Di Caprio.Un corte que puede recordarnos  aquel “Desolation row”, tanto por durabilidad como por la letanía  del  ritmo hipnótico.

Y Bob sigue pescando en ese pozo de iluminación que es la música popular, sea del año que sea, le sirve perfectamente de musa. Testimonio de ello es  la balada  "Roll on John" que es un homenaje a  John Lennon, donde incluye referencias a canciones como “Come Together” y “A Day in The Life”. Un tema que Dylan utiliza para cerrar su disco, con ello pone la guinda en el pastel.



 Lo que es verdaderamente alucinante es como Dylan sigue subiendo el listón, porque no hay nadie o pocos que sean  narradores de historias tan magistral como el, su música son pequeños cortos cinematográficos o largas y épicas aventuras donde se entremezclan todos los géneros.   Uno puede toparse con un asesino, con un embobado enamorado o un travieso y tierno holgazán que recorre las más oscuras rutas rurales.
Todo esto y mucho mas te lo ofrece Dylan , y lo mejor de todo es que no necesitas ni siquiera hablar ingles, con cerrar los ojos y dejarte transportar, ya se ocupa de cogerte la mano y llevarte por donde tu quieras!
Con el tema “Duquesne Whistle”, que ya se pudo ver el video hace unos días, ha conseguido hasta que lo consideren violento!


 Un video de Dylan en pleno siglo XXI, violento! En una época  donde uno puede ver a diario atrocidades a la hora de cenar, es considerado violento esto !!! El realizador australiano Nash Edgerton acaba de descubrir que es un director de películas agresivas y feroces !
El mundo y la gente confunde demasiado la verdad y la mentira, prueba de ello es donde la humanidad se encuentra sumergida hasta el cuello ! Hundida en una borrachera de inmundicia, engaño y egolatría. Dylan lo sabe y por ello no cae en el juego de los demás.



“Scarlet Town”, es corta, intensa, como un “Shot de whisky de malta” con esas  referencias a Jeremy Grove y  Barbary Allen, ambos personajes del folclore musical de Escocia.”Pay in blood”  y sus  verbos atropellados, donde bucólicamente se puede intuir una cierta prolongación de "Masters of War". “Narrow Way”, “Soon After Midnight” es puro Dylan, pero del siglo XXI sin renunciar a su biblia espiritual, esos  archivos de Smithsonian Institution  y otros mas.

A mi me gusta Dylan, eso lo sabéis todos, aunque mi grupo preferido y el que mas he visto en mi vida sea los Stones. No viajo kilómetros para ver  a su señoría, ni me gasto pastones por artículos incunables del viejo Zimmermann, pero no por ello, soy menos fan que los que se dedican a dicha labor. Ni el chaval que escuchara a Dylan por primera vez con “Tempest” es menos fan. Porque Bob Dylan somos todos,  por igual. 

Lo que es seguro es que el disco no traerá polémica como el “Wrecking Ball” de Bruce Springsteen, es un buen trabajo, pero evidentemente no es “Highway 61”, ni “Blood on The Tracks”. Pero es un delicioso disco de un hombre que no tiene nada que demostrar, un disco de movimiento hipnótico, que deja al oyente en  estado de ingravidez, subiendo y bajando entre agujeros de aire. 


Aunque sigo echando de menos aquella harmónica que me ponía el vello de punta, es curioso que se venda una edición súper lujo con una armónica, cuando el disco este instrumento destaca por su nula presencia.
También podría haberse puesto en manos de alguien como Jack White, que considero un artista con ideas frescas e  innovadoras, que le hubiese dado otra vuelta de tuerca a “Tempest”, al igual que hizo tan bien Daniel Lanois con “Time Out of Mind” y “Oh Mercy”. Es el puntito que echo en falta a este trabajo.
Escuchare el disco muchas mas veces, hasta que casi se convierta en un disco de referencia, pero no será una obra de cabecera como lo son “John Wesley Harding” o “Blood on The Tracks”.



He leído, no se donde,  una teoría fundada por esos "dylanólogos" más sombríos, sobre la similitud del título del álbum con “La tempestad” de  Shakespeare, y considerada la última obra escrita por el dramaturgo ingles. El propio Dylan se ha encargado de desmentir que este disco será su último trabajo, precisando que no es lo mismo "Tempestad" que "La Tempestad".

18 comentarios:

babelain dijo...

Oye Tsi, creo que estoy casi de acuerdo con todo lo que has escrito y ,como tú, soy fan de Dylan, pero no un cegato( o sordo). Ya he tenido tiempo de oír el disco unas treinta veces, con detenimiento y también creo que es un gran disco pero que nunca será un disco de "cabecera". No repetiré lo que ya has dicho, porque ya digo que coincido en casi todo. Me ha parecido un comentario muy ajustado a la realidad (mi realidad, claro) Habrá otros que piensen distinto, menos mal, no?
Saludossssssssss

ned henry dijo...

Por partes, adoro a j. White, pero después del Blunderblus ese es mejor que no se acerque a Bob, esto suena a integrismo, pero el ultimo White me deja frio y me repele un poco incluso. Lo prefiero primario y sucio.

Te va a parecer increible, pero la porteda me gusta, si es cierto que entronca no sé por qué extraño motivo, de alguna forma con la del Saved y todo eso. Pero eso ya es cosa mia.

Respecto al disco, lo he oido varias veces y me parece puro dylan, si mejor o peor no sé, tal vez le falte un poco de uniformidad, y luego está esa extraña forma de entender el Blues, muy personal y válida, sui generis si me preguntan al respecto.

Abrazo Tsi!!

Freaky Boy Hood dijo...

Mon ami,

¿Qué te escribo? Me encanta el disco. Y me da gusto leer tu crítica, exacta y precisa. También me dejó alucinado la portada... Parece de los Smiths o Fairground Atraction, jajaja. Pero el interior.. Es fantástico.

Un abrazo grande.

Freaky Boy Hood dijo...

Por cierto que entre Dylan y los Stones... Ahí no coincidimos... Jajaja

Madame de Chevreuse dijo...

A mí, que no soy tan fan de Dylan y sobre todo mi conocimiento de su discografía es increíblemente desordenado (¡pese a tus esfuerzos!) me gusta, de hecho me gusta mucho y el single me parece cojonudo...peeeeero ¿catorce minutos de canción? ¿otra de nueve? ¿tres de siete? Bfff, si me da tiempo a ir a trabajar con tres canciones...
En cualquier caso alegra verle tan tan tan en forma.
Baci e abbracci

ROCKLAND dijo...

Me gusta la manera que has enfocado esta reseña. No es la típica de un fan ciego que le gusta todo lo que firma el gran Bob. Hay que ser crítico y reconocer que hoy en día es muy difícil sacar obras a la altura de "Blonde on Blonde", "Blood on the tracks" o otra cualquiera de ese calibre. Dylan sigue facturando grandes obras, muy ambiciosas y nada fáciles para el oyente pero hay temas aquí que se repiten un poco como la propia "tempest". De todas formas, es un disco de largo recorrido y seguro que cambiaré de parecer con las sucesivas escuchas.
Excelente post, ¡como siempre!

Saludos.

Addison de Witt dijo...

Yo quería esperar a tenerlo fisicamente en mi poder, pero entre Joserra y tu, y alguno mas me estáis poniendo los dientes largos y no se si voy a poder aguantar...
Fantástica reseña TSI.
Un abrazo...
(Es que John Wesley Harding y Blood on the Tracks...)

Boris dijo...

Tenia muchas ganas de leer este post, a no mucho tardar sabia que lo harías. Me ha gustado tu forma de analizar el disco, a veces cuando gusta mucho alguien se tiende a encumbrar en exceso pero tu análisis me parece realista, este disco es lo que es, continua con su buen momento de los últimos años pero sin llegar a los extremos de que este nuevo trabajo pueda ser comprado con sus grandes discos de hace años. Pero en conjunto todo es importante y por eso cualquier cosa que haga debe ser tenida en cuenta

Para este Domingo pensaba en dedicarle un pequeño post a Bob, si te parece bien enlazo este post, no puede haber mejor análisis de su nuevo disco

Joserra Rodrigo dijo...

Tsi este disco tiene que encantarte porque tiene fases stonianas (track 5.track 5) y tu adoras a Sus Satánicas y a His Bobness.
Es una suerte que podamos disfrutar de tan larga carrera y de haber elegido bien el artista. Son ya tantos los discos, las emociones...
Nadie puede olvidar tu revisión disco a disco, una labour of love que hizo que todos desempolváramos los viejos vinilos y otros, muchos seguro, descubran el pozo insondable de un artista irrepetible. Bravo por la reseña Tsi.
Un abrazo!

Chals dijo...

Muy buena la reseña. Me encanta este disco, aunque no tengo perspectiva como para juzgarlo, me quedé en Oh Mercy y hace relativamente poco entré en Modern Times. Lo que tengo claro es que no es un disco que entre a la primera, ni falta que hace. Dylan tiene su mundo, y si quieres entrar entras. Saludos.

eric waits dijo...

Lamento estar lejos de la emocion general, aunque tal vez preciso mas escuchas. Siento a un Dylan que si, vuelve a editar un buen disco, pero que simplemente se deja llevar. Es eso suficiente?. Bueno, hablamos de Dylan, puede hacer lo que quiera .... incluso go with the flow y seguir actualizando el cancionero americano a base de nuevas letras y una banda cojonuda con el motor al 35%, no mas.

Savoy Truffle dijo...

Muy bien, muy bien... gran post.
Pero y ¿esa voz acacharrada...? ¿Os gusta a todos? Porqué a mi no me gusta nada, y afea buenas composiciones.

Sé que la voy a liar parda.

Un abrazo.

TSI-NA-PAH dijo...

Veo que estamos todos mas o menos de acurdo con el disco!Gran trabajo , pero no sera un clasico!Encuanto a esa voz acacharrada amigo Savoy Truffle,es lo que mas me gusta! Ahora que los demas te digan su opinion!!!
A+

Freaky Boy Hood dijo...

Savoy, a mí me encanta la voz acacharrada o descacharrada...

Saludos y abrazos

Paco dijo...

Magnífico, Tsi. De acuerdo contigo. Yo soy de Dylan a saco y me tiene hechizado. Me gusta el sonido del Frost, los tratamientos musicales y las letras son de sabio total. Y la guinda, ese Roll on John.
Encantado de estar otra vez por aquí, en tu renovada mansión y contigo en plena forma, como el Zimmerman.
Abrazo gigante.

TSI-NA-PAH dijo...

Gracias a todos y encantado de volver a verte Paco!

Explorador dijo...

Una buena reseña. Creo que Dylan ha arendido a no competir contra sí mismo, y hace bien. Basta con escribir buenas canciones, no querer hacer nuevos hitos trascendentales. Y las canciones son estupendas, otro puñado de temazos que pueden seguir ayudándote Siempre hay un verso, una canción de dylan, para cada momento vital en el que estés.

Un saludo :)

manipulador de alimentos dijo...

Un buen disco, el mejor para mí de Dylan desde 'Time Out Of Mind'. ¡Y gana a casa escucha!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...